Fontao lateral dereito. setembro 2017
Fontao lateral esquerdo. setembro 2017

Las ganaderías lucenses se repartieron los principales premios del certamen de ganado frisón

/media/files/_versions_/files/uploads/noticia/gran_campiona_1_100_body.jpg
21.06.2011

Los pasados 17 y 18 de junio se celebró en Silleda, en el marco de la Semana Verde de Galicia 2011, la vigésima edición del Concurso Autonómico de Raza Frisona. A la tradicional cita ganadera concurrieron este año 110 reses de las 30 procedían de la provincia de A Coruña, 29 de Lugo y 31 de Pontevedra. En cuanto a la distribución de los premios, fueron tres ganaderías lucenses las que se repartieron los más destacados.

La ganadería Pozo fue la gran triunfadora del certamen al erigirse con los títulos de vaca gran campeona con Pozo Allen 5275 Mimosa, novilla gran campeona con Pozosaa Jasper Paula y becerra campeona con Pozosaa Spirte 0377 Susi.

Por otro lado, la Ganadería Cid (Barreiros, Lugo) consiguió el premio de vaca adulta de seis años o más y reserva gran campeona con Cid Roy Muesle. A esta distinción se suma la de mejor becerra de entre 14 y 16 meses con Cid Laurin Marca.

El premio al mejor criador de Galicia fue también para la provincia de Lugo, en este caso para la SAT Rei de Miñotelo (A Pastoriza), situándose en segundo lugar la chantadina Casa Capón. La ganadería pastoricense fue merecedora además del título de vaca intermedia campeona, vaca intermedia de cuatro años y mejor becerra de entre 11 y 13 meses.

El resto de las ganaderías que figuran en el palmarés son Dubra SC (Trazo, A Coruña), ganadora de la vaca joven campeona; Blanco (Lalín, Pontevedra), que consiguió el premio a la mejor novilla de entre 17 y 19 meses; y SAT Sandamil (Castro de Rei, Lugo), ganadora de la vaca joven de la sección entre 30 y 36 meses.

El concurso, organizado por la Federación Frisona Galega (Fefriga) y la Fundación Semana Verde de Galicia, estuvo arbitrado por el juez internacional Jeff West, perteneciente a la Asociación Holstein de Canadá.

 

POXA E MANEXADORES

El sábado por la tarde tuvo lugar una nueva edición de la subasta Top Bos, a la que se presentaron 40 ejemplares de ganado frisón de alta calidad genética procedentes de la Finca de Bos (Fefriga). Con un precio de salida que osciló entre los 2.000 y los 2.500 euros, la puja se cerró con 35 ventas que sumaron 203.000 euros, a un precio medio de 5.800.

La hembra que alcanzó la cotización más alta fue Bos Shottle Secret ET, adquirida por la ganadería A Campa (Curtis, A Coruña) por 21.800 euros. A bastante distancia se situaron Bos Alexander Mahe, por el que la ganadería Flora (Asturias) pagó 8.100 euros, y Bos Sócrates Beverly ET, que se trasladó a la cooperativa Ugasma (Boimorto, A Coruña) por 7.900 euros.

Completando las actividades ganaderas de la Semana Verde, el domingo se celebró el XXVII Concurso de Manexadores Memorial Luis Louzao, que se dividió en cuatro categorías más una quinta en la que participaron los dos primeros clasificados de las secciones primera, segunda y tercera.

En la primera categoría, en la que compitieron los mayores de 21 años, el primer puesto fue para José María Pérez García, de la ganadería Pérez (Palas de Rei, Lugo). En la segunda, que englobó a jóvenes de entre 16 y 21 años, se proclamó campeón José Alberto Iglesia Vila, de la ganadería Rei de Miñotelo (A Pastoriza, Lugo). Jorge Vázquez Cuñarro, de la Casa Capón (Chantada, Lugo), consiguió el primer puesto de la tercera sección, en la que participaron chicos entre 10 y 15 años. Finalmente, en la categoría de los menores de 9 años fue Xoan Dono Sánchez, de la ganadería Dono (Frades, A Coruña), quien se hizo con la primera posición.

Ya en la final se escogieron los mejores manejadores del certamen: el campeón fue José Alberto Iglesia Vila y el subcampeón José María Pérez García, siendo la mención de honor para la asturiana Alba Álvarez Núñez.

 

MÁS DE 100.000 VISITANTES

Durante el acto de inauguración de esta convocatoria de la Semana Verde de Galicia, el consejero de Presidencia, Alfonso Rueda, y el de Medio Rural, Samuel Juárez, incidieron en la apuesta por la dinamización de los sectores agroganadero y forestal como ejes estratégicos de la economía gallega.

En esta ocasión, en Silleda estuvieron presentes 886 expositores de 17 países y se programaron más de 70 actividades. Aparte de las ganaderas, agrícolas y forestales que caracterizan la feria, los visitantes pudieron disfrutar de otras alternativas de comercio y ocio relacionadas con el ámbito de la alimentación, jardinería, medio ambiente, mundo equino y canino, animales de compañía, tiempo libre, etc.

Según la organización, este año la feria se clausuró superando ampliamente los 100.000 visitantes del año anterior, cuando la entrada al recinto fue gratuita por primera vez en su historia.

Enviar a un amigo
Proxecto desenvolto por: Transmedia Comunicación