Fontao lateral dereito. setembro 2017
Fontao lateral esquerdo. setembro 2017

Un millón de abonadoras Amazone vendidas

/media/files/_versions_/files/uploads/noticia/abonadoras_100_body.jpg
24.01.2014

24.01.2014. La fabricación de la abonadora Amazone 1.000.000, realizada en 2013, brindó a Amazone la oportunidad de volver la vista atrás hacia lo que es una historia de éxito. Una historia que empezó aproximadamente hace 100 años, en un tiempo en el que el abono se distribuía manualmente en la mayoría de las fincas. Esta manera de trabajar provocó que en 1915 el fundador de Amazone, Heinrich Dreyer, inventara un nuevo concepto de abonado basándose en un tornillo sin fin y lo patentara. En comparación con cualquiera de las abonadoras de la época, el nuevo sistema, conocido como “Michel”, resultó ser más sencillo y preciso, ofrecía inicialmente anchuras de trabajo entre 1,5 y 4 metros y distribuía en el campo uniformemente todos los fertilizantes comunes, independientemente de que se encontraran en estado húmedo o seco.

Las ventas se desarrollaron satisfactoriamente y, como muestra de ello, se vendieron más de 250.000 abonadoras de este tipo. Incluso en la década de los 60 se introdujeron en el mercado más de 10.000 unidades.

La abonadora de doble disco ZA, también diseñada por Dreyer, reemplazó el diseño de tornillo sin fin y se convirtió en su sucesora, manteniendo a Amazone líder en cuanto a tecnología de abonado se refiere durante muchos años. Desde el año 1958, la marca ha vendido más de 700.000 abonadoras ZA.

El principal motivo del éxito radica en que las ZA poseen 2 discos de abonado que giran en direcciones opuestas y que permiten un efecto simétrico y preciso a ambos lados de la dirección de avance. Por otra parte, el accionamiento de los discos mediante toma de fuerza asegura una velocidad constante, así que estas abonadoras eran rápidas y fácilmente ajustables para los diferentes tipos de abono y anchuras de trabajo. Estos principios básicos fueron tan exitosos que incluso a día de hoy están presentes en muchas abonadoras.

A lo largo de los años, Amazone continuó mejorando la brillante historia de la ZA, por ejemplo, el diseño de las paletas, el posible cambio de discos para trabajar en anchuras superiores y la innovación en cuanto a abonado en bordes se refiere.

No debemos olvidar que en los primeros años de la ZA todo el funcionamiento era mecánico, aunque posteriormente la hidráulica y la electrónica contribuyeron a reforzar su liderazgo.

Actualmente, Amazone nos ofrece una nueva gama de abonadoras llamadas ZA-TS, con capacidades de tolva de 4.200 litros, hasta 54 m de ancho de trabajo y hasta 30 km/h. Esta nueva serie es capaz de proporcionar rendimientos de hasta 50 ha/h. Adicionalmente, sus células de pesada con compensación en laderas, sus paletas integradas AUTO-TS para abonado en bordes, su corte de tramos en 8 secciones accionado mediante GPS y la última tecnología ISOBUS van de la mano de altos rendimientos, llevando la precisión al extremo.

Enviar a un amigo
Proxecto desenvolto por: Transmedia Comunicación